M. Esther

M. Esther Fernández-Mostaza

Comenzó su andadura universitaria ingresando en la facultad de ciencias de la información, en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), graduándose en Publicidad primero (1987) y tres años más tarde en Sociología (1990). Con el anhelo de seguir carrera académica, se doctora Cum Laude en Sociología (1996) a lo que sigue un programa posdoctoral de varios años en tres países: Finlandia, los Países Bajos e Italia. 

Una vez de regreso a Barcelona, tras el periplo europeo, inicia actividades docentes para obtener en 2002 la plaza de Titular de Universidad, cargo que ocupa desde entonces. En ese año también contrae matrimonio con su actual marido, neoyorkino de nacimiento. Al ejercicio docente, le suma actividades de gestión durante más de 15 años, siendo el último cargo que ha ejercido el de directora del departamento de Sociología de la UAB (2017-2020).

Creer que el mundo académico explica su trayectoria profesional y vital sería equivocado. Junto a una formación reglada y universitaria, cabe sumarle aprendizajes en áreas aparentemente alejadas como parecerían las constelaciones familiares, con Vicente Méndez y Peter Bourquin, la asesoría con la herramienta de las constelaciones organizacionales de la mano de Lluïsa Cortada y Marta Ocampo, acercándose a las sistémicas de Matthias Vargas von Kibéd, Insa Sparrer y Guillermo Echegaray. También podemos añadir desde la curiosidad por el tarot con Lucía Lander y el bridge de la mano de Ramon Gómez, como la formación sobre la Teoría del desdoblamiento del espacio y del tiempo del físico Jean Pierre Garnier Malet. Formaciones todas ellas que combina con el mayor de los aprendizajes: el de la maternidad desde 2005.

Ese itinerario académico reglado, junto con instrumentos que combinan una serie de lazos (aparentemente) “débiles”, han conseguido acercarla a temas de estudio en torno a los cuales ha investigado y publicado (https://orcid.org/0000-0002-2335-0674). Pueden destacarse los siguientes: Los procesos de socialización en el Opus Dei, la idea de resocialización en las familias de padres oyentes con hijos sordos, las manifestaciones de religiosidad en el espacio público centrándose en el Señor de los Milagros, la diversidad religiosa a través de la dirección del Mapa religioso de Catalunya y, en los últimos años, la muerte gestacional como hecho paradójico en el que la vida y la muerte coinciden.

Last but not least, disciplinada en el paseo compartido, que a veces es marchar y otras deambular, pero siempre estímulo del pensamiento y el diálogo, son cientos (o quizás ya miles) los kilómetros caminados junto con Ana Isabel Villaseñor. Pasos y caminos que consiguen crear el paisaje de T(i)IP.

Últimas entradas de M. Esther Fernández-Mostaza

La sombra de un árbol torcido

Sigue viva en mi memoria la frase que pronunció, hace más de 40 años, la directora de la escuela católica en la que me formé: “Un árbol que crece torcido jamás su tronco endereza”. Si bien es cierto que dicha expresión nunca iba explícitamente dirigida hacia mí, sin embargo, flotaba alrededor mío como amenaza siempre […]

Encuentro con un árbol caído

¿Y si del árbol caído hacemos otra cosa (que no sea leña)? Cuando vemos un árbol caído observamos un tronco “truncado”, en el sentido de interrumpido en su crecimiento hacia arriba. Esta afirmación nos puede conducir a dos reflexiones y un juego de palabras. 1 La primera de ellas tiene que ver con la representación […]

Raíces al descubierto

Estoy acostumbrada a leer, en relación con textos que nos presentan la teoría de la atracción, lo importante que es definir lo indefinido para “atraer” o alcanzar aquello que deseamos (o creemos desear). El verbo definir (del latín definire) está formado por el prefijo de- que puede marcar una dirección (de arriba hacia abajo, de […]