Categorías
Salud y Movimiento del cuerpo T(i)IP

Abre tu corazón y sonríe

Un rostro serio y apagado habla de la ausencia de alegría en el interior, mientras que la sonrisa natural, las risas espontáneas y un rosto luminoso muestran la vitalidad, alborozo, animación, entusiasmo, felicidad, contento, júbilo, gozo y regocijo del corazón.

De manera inconsciente e involuntaria, todos cargamos -en mayor o menor medida- con un bagaje invisible. Son los golpes, las caídas y las heridas emocionales (traumas) que no pudimos digerir en su momento -ni deseamos soltar porque seguimos aferrándonos a ellas-, y que terminamos escondiéndolas por aquello de que “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Las encerramos en el armario (cinturón energético alrededor del abdomen conocido como Dai Mai) para lidiar con ellas más tarde, hasta que las olvidamos -o nos convencemos de que las hemos olvidado-, guardadas en sus valiosos cofres, y camufladas de preciosas madejas de hilos de colores con las que tejemos, hilamos o bordamos los patrones ocultos de nuestra personalidad. 

Album Quilt, 1854. The Art Institute of Chicago.

En la película mexicana Como agua para chocolate del director Alfonso Arau (1992), basado en el libro homónimo de la escritora Laura Esquivel, usan el refrán popular arrastrando la cobija para ilustrar poéticamente la extensión (duración en el tiempo) y la magnitud (profundidad) de la tristeza de Tita, el personaje principal, en su historia de amor con Pedro.

“La primera verdad, que enseñó Buda a sus discípulos, es que el sufrimiento es parte de la condición humana. Si simplemente tratamos de evitar enfrentar experiencias dolorosas, no hay forma de comenzar el proceso de curación. De hecho, esta negación origina las mismas condiciones que promueven y prolongan el sufrimiento innecesario”.  

— Peter Levine (Somatic Experiencing®)

Aunque nos olvidemos de ellas a nivel consciente, nuestro cuerpo no lo hace. Todo lo contrario. En virtud de esas memorias implícitas albergadas, se amolda manifestándolas temporalmente en un gesto, o indefinidamente como un hábito, una postura, un destino; adapta su biomecánica a nivel funcional para compensar las cicatrices, los excesos, las debilidades, los estancamientos, las carencias, el dolor o los requerimientos externos para salir adelante -primero como patrones neuromusculares y después a nivel más profundo en la fascia-, pero también, como una manera de susurrarnos -y a veces hasta de gritarnos- “algo” para que le hagamos caso. 

Ilustración de Massimo Pietrobon. Instagram @massimo.pietrobon

“El cuerpo sabe lo que la mente aún no se ha dado cuenta” 

Y como dice la afirmación anterior de António Damásio (especialista en neurociencia corporal y asesor de las compañías tecnológicas de Sylicon Valley), sin darnos cuenta, inclinamos el torso hacia un costado, inmovilizamos ligeramente un brazo, subimos los hombros, inclinamos la cabeza hacia un lado, extendemos el cuello hacia adelante, caminamos encorvados y mirando al piso, nos paramos cargando el peso en una pierna, etc. 

Los movimientos se realizan de forma inconsciente a partir de esas relaciones internas desarrolladas por las posturas compensatorias, porque el cuerpo no miente, y expresa todo lo que la persona es incapaz de decir, ver, reconocer y exteriorizar de manera consciente. Tal vez, porque con el paso del tiempo, nos acostumbramos a ellas. Estamos tan familiarizados que dejamos de verlas y sentirlas. Inclusive, nos aferrarnos a ellas para reafirmarnos.

Todas las alteraciones, por muy pequeñas que sean, modifican la alineación de la estructura de nuestro cuerpo y nuestra percepción, sobre todo la propiocepción, generando una huella dinámica de movimiento que repercute también en nuestra postura vital, ya que ambas (la corporal y la psicológica-emocional) se retroalimentan. 

Exterocepción:

información del mundo exterior recibida a través de los sentidos: vista, oído, tacto, gusto.

El cerebro prioriza las otras dos sobre la exterocepción. Los estudios de Oliver Sacks pueden resultarles interesantes.

Interocepción

sensaciones internas del cuerpo como mariposas en el estómago, escalofríos, piel de gallina, sofocos, sed, frío, ganas de ir al baño, hambre, etc. Influyen en la toma de decisiones.

Propiocepción:

postura corporal e influye en el autoestima, la memoria, la atención, los estados de ánimo, la detección de errores, la toma de decisiones, los mecanismos de estrategia, el reconocimiento, la creatividad, la verbalización, etc. Se localiza en la Ínsula y juega un papel directo en las emociones y los sentimientos al estar relacionada con el sistema límbico, es decir, con la experiencia subjetiva emocional y su representación en el cuerpo.

Nazareth Castellanos. Vídeos: Un cuerpo feliz  y Postura y cerebro, Chikung

Si no se resuelven y se liberan, eventualmente se manifiestan como patologías, trastornos anatómicos y fisiológicos de los tejidos y los órganos enfermos. Se somatizan. Se filtran poco a poco hasta que la presión es tan grande que se desbordan, igual que un río que termina rompiendo el dique de contención, arrollando todo a su paso. A mayor cantidad de agua, mayor devastación. Esto se debe a que “la materia se mueve por la energía que se despliega en el espacio con el tiempo”, tal y como nos recuerda el doctor Thomas Myers (terapeuta manual y especialista en el sistema de la fascia) para explicar las diferentes formas de tratarlas una vez que emergen. 

La materia se mueve por la energía que se despliega en el espacio con el tiempo.”

La Medicina de la Materia: la más dominante en nuestros días, busca modificarla bioquímicamente a través de la introducción y circulación de sustancias en el cuerpo: alimentación, hierbas y medicinas (drogas). 

La Medicina de la Energía tiene como finalidad el flujo de la energía o ‘fuerza de acción’ para trabajar, surgir, transformar y ponerla en movimiento (acupuntura, Reiki, qigong y artes marciales), y por lo tanto, escanea los bloqueos y desequilibrios para armonizarla. 

La Medicina del Tiempo que usan los chamanes, psicólogos y otras disciplinas similares, se propone traerte al momento presente –al aquí y al ahora– de la filosofía budista- para que dejes de estar moldeado por los traumas del pasado (integración de una experiencia traumática) o por la ansiedad de un futuro incierto. 

La Medicina Espacial que se preocupa por cómo nos desenvolvemos en el espacio, cómo nos desarrollamos y fluimos en el mundo, o cómo moldeamos y somos moldeamos por nuestras circunstancias y convicciones, y por lo tanto, cura a través de la reorganización del cuerpo en el espacio (osteopatía, Pilates, Yoga, Rolfing, Técnica Alexander, Gyrotonic, Zoga, Qigong, Artes Marciales, Artes escénicas e interpretativas). 

Dr. Thomas Myers, autor del libro “Anatomy Trains: Meridianos Myofasciales para terapistas manuales y de movimiento”. Artículo completo en inglés.

La clara fragmentación y separación que apreciamos en los múltiples enfoques de la medicina, dista mucho de la manera interrelacionada e interdependiente en la que funciona el cuerpo humano.

La interconexión del eje intestinos-corazón-cerebro, los tres centros neuronales del cuerpo, está presente en la Teoría Polivagal del doctor Stephen Porges. El doctor Thomas Myers también lo usa en el esquema para diferenciar la Inteligencia Cognitiva o racional (IQ), la Inteligencia Emocional (EQ) y la Inteligencia Física (KQ), pero existe desde hace miles de años en la medicina oriental. Un ejemplo es el Sanjiao o Triple Calentador formado por los centros energéticos Dantian (Inferior, Medio y Superior), imprescindibles para la práctica de las artes marciales y la meditación.

El corazón tiene razones que la razón no entiende”. 

Pascal
Dibujo de Leonardo da Vinci.

Para las tradiciones budistas tántricas, yóguicas, hinduistas y del shaktismo, el corazón, Anahata, también es el centro de los siete chakras, el “puente” que enlaza los dos niveles básicos de la existencia (terrenal y celestial), y lo representan como una flor de loto abierta de doce pétalos.

Sin embargo, para la Medicina Tradicional China (TCM), el Corazón es el Emperador o el Rey de todos los órganos –y la conexión con el espíritu-, lo que significa que todos los otros órganos se sacrificarán y darán su energía para ayudar a mantener el corazón en equilibrio.

El canal o meridiano de energía del corazón (TCM), fluye en tres direcciones simultáneamente. A grandes rasgos, primero circula a nivel interno (color azul). Inicia rodeando el corazón, desciende para conectar con su par Yang -el Intestino Delgado-, sube por la garganta hacia el rostro (comisuras de la boca, mejillas y ojos), y finalmente se expande por el pecho hacia los costados antes de salir (línea roja) por la axila y bajar por la parte interna -cara anteromedial- de los bazos y terminar su recorrido en el dedo pequeño. De ahí que inconscientemente asociemos la alegría del corazón con los brazos extendidos, las risas, los ojos brillantes, las mejillas rozagantes y el rostro sonriente; y el amor con el abrazo, el beso, la caricia y el tomarse de las manos.

 “La verdadera salud cardiovascular no consiste solo en aptitud física, sino en la profunda satisfacción con la vida y el destino de uno. La felicidad y el amor a menudo se asocian con el corazón y representan un estado de paz serena. El estrés o la falta de autoexpresión pueden afectar directamente la función de este órgano”. Fuente tcmworld.org

Me llama mucho la atención la idea que tienen en la medicina oriental de “puentes”, “puertas” y “llaves” (punto de acceso al canal energético). Quizá -como me sugirió Esther Fernández-Mostaza mientras caminábamos por el bosque-, tiene que ver con el mismo funcionamiento del corazón que bombea –abriendo y cerrando, contrayendo y expandiendo– para circular la sangre por todo el cuerpo, como lo demuestra Gil Hedley con La Danza del Corazón, una secuencia de movimientos diseñada para mostrar, de manera kinestésica (cinestésica), el flujo de la sangre a través del centro del corazón.

En el libro Su Wen (o Cuestiones Simples, capítulo 6) del Huang Di Nei Jing (o Clásico de lo Interno del Emperador Amarillo, una recopilación de escritos médicos que data del 2600 aC. ), se habla de los canales que se abren hacia el exterior (abertura), los que se cierran hacia el interior (la hoja de la puerta) y los que son el pivote (bisagra) para explicar los seis planos energéticos.

“Un hombre estará aprisionado en una habitación con una puerta abierta que se abre hacia adentro; siempre y cuando no se le ocurra tirar en lugar de empujar”.

Ludwig Wittgenstein
Puertas Energéticas Principales
  • Wei Lula Puerta Baja (área del sacro). La puerta de la esencia. Al abrirse, fluye la energía Yang.
  • Jia Jila Puerta Media, o también llamada Shen Dao “el camino espiritual” (11TM). Es la puerta de la energía o Qi, y al abrirse completamente, conecta el flujo entre las tres puertas baja y superior. 
  • Yu Zhen, la Puerta Superior, es la del Espíritu, de la expansión de nuestra conciencia.
Puertas de de la energía Yang (Vaso Gobernador, DU o GV)
  • DU 4Ming MenLa Puerta de la Vitalidad o de la Vida, el Palacio de la Esencia o la Capital de Jade (algo hermoso). Es el punto de acceso a la esencia. “Ming” significa Destino por lo que contiene nuestra fuerza de voluntad para emprender nuestra búsqueda, perseguir la vida que deseamos y cumplir nuestro destino.
  • DU 15Ya Men, la Puerta del Mudo, la Puerta del Mutismo. Estimula el habla, clarifica la mente y ayuda a que la persona se exprese por sí mismo ya que conecta con la raíz de la lengua (voz). 
  • DU 17Nao HuLa Puerta del Cerebro o Puerta Interior del Cerebro.

Puertas de la energía Yin (Vaso de la Concepción, REN o CV)
  • REN 4: Guan Yuan, la Puerta del Origen, el Portón del Qi Original, el Paso Original. Lugar en donde el Ming Men/La Puerta de la Vitalidad cocina la esencia y crea el origen del Qi.
  • REN 5Shi Menla Puerta de Piedra, el Portón de Piedra y alude al bloqueo que impide usar nuestra habilidad para transformar la esencia en energía (Qi).
  • REN 8Shen Quela Puerta del Espíritu. Que simboliza un espacio vacío y funciona para nutrir el fetus, pero también asiste en la transformación de la esencia en Qi.
  • REN 14Ju Quela Gran Puerta del Palacio de los Sentimientos, la Gran Barrera o la Gran Puerta de la Torre (Great Tower Gate). Es la entrada al corazón y a nuestro espíritu. Con este punto se tratan sus condiciones, especialmente las emocionales. Además, es la puerta a nuestro espíritu.

Recuerdo el portón principal de la casa antigua de estilo colonial de mi abuela -uno enorme y muy pesado hecho de madera de caoba con su reja de hierro forjado muy bonita- y suelo imaginarme al corazón como si fuera uno esférico con cinco partes o ventanas diferentes en lugar de tres. Cada una, con sus cerrojos y llaves individuales de los Cinco Elementos 五行 (metal, agua, madera, fuego y tierra). De manera que es posible tener una parte de la puerta abierta y otras cerradas -incluso aseguradas con candados- para mantener la separación y permanecer resguardados -y protegidos- en el interior de nuestra morada. Y si bien es cierto que al estar entreabierta permite la interacción y el paso, debemos maniobrar y hacer piruetas para pasar por debajo, por encima o a través de ella. 

Sin embargo, cuando la puerta del corazón está completamente abierta, se convierte en un umbral de luz majestuoso que favorece la interacción fluida de corazón a corazón. 

El Cruce (The Crossing, 1996) de Bill Viola. Dos Video instalaciones de 4.9 x 8.4 x 17.4 m (16 feet x 27 feet 6 inches x 57 feet).

A las personas que han desarrollado esta capacidad especial de conexión las ha llamado Super Correguladores (Super Coregulators) el doctor Stephen Porges (Polyvagal Theory) porque conectan a un nivel muy profundo, y hacen que quienes están ante su presencia, se abran y se sientan muy bien, en paz, a salvo, seguros y relajados. Irradian luz. Y esa calidez y serenidad que emiten con su mera presencia crea espacio para los otros, a quienes conecta también con su energía espiritual invisible. Personas únicas que han trascendido a su tiempo y que continúan inspirándonos, como Jesús de Nazareth, Buda y San Francisco de Asís, o bien, familiares, amigos y desconocidos con las que afortunadamente nos cruzamos en la vida y nos cambian para siempre.

Abre el corazón y sonríe”. 

Es una frase corta que se dice rápido, pero que debido a nuestra naturaleza humana dada a buscar la seguridad y evitar las situaciones vulnerables, requiere disolver y quitar cualquier candado que cierre, limite o impida la conexión interna-externa, arriba-abajo, visible e invisible, y así descorrer el pestillo, levantar la aldaba y empujar la puerta para atravesar el umbral hacia la apertura, la interacción, la confianza y la unión. 

Ama a tu prójimo como a ti mismo.

Jesús de Nazareth

Es por ese motivo que el Maestro Liu Deming enfatiza en la importancia de aprender el “Arte Interno de Crear Movimiento”, para comenzar el proceso de transformación personal “abriendo” los canales energéticos del cuerpo; abrir para reconocer, limpiar y eliminar los bloqueos internos existentes, con el fin de “crear espacio vacío” en el que albergar -nueva y más- vida.

“El Hogar está en donde está el corazón”.

Es como limpiar una casa -nos explica- después de mucho tiempo abandonada para habitarla de nuevo. Empezamos por abrir las puertas para entrar en ella. Después, abrimos las ventanas para iluminar el interior y dejar pasar el aire puro del exterior, pero también necesitamos sacar lo inservible y lo que bloquea el paso, lubricar las bisagras, reparar los daños y limpiar a fondo antes de introducir lo nuevo y embellecer el espacio para vivir y disfrutar de él.

Lo mismo sucede con el cuerpo.

Resulta muy difícil integrarlo armónicamente, y conectarlo con todas las dimensiones y aspectos de la vida sin este trabajo interior.

Una manera de hacerlo es corregir las seis alineaciones corporales (3 ejes verticales y 3 ejes horizontales) con estiramientos para activar la fascia, ese tejido conector o red indivisible que abarca todo el cuerpo.

Movimientos para trabajar la fascia (cursos internacionales. Francia y México, 2019).

Cuando tu cuerpo está recto y derecho, tus huesos tienen una buena estructura; cuando la estructura es firme, resistente, robusta y sólida, entonces tu energía vital “Qi” es fuerte y correcta. Por lo tanto, tu espíritu y tu energía eterna también lo serán.

Master Liu Deming, heredero de la Tradición Liu He Zi Ran Men en 5 generación

Los antiguos mexicanos fueron más allá con el arte de “abrir el corazón”.

A todos nos viene a la mente las imágenes de los rituales religiosos de autosacrificio con punciones de sangre, y los sacrificios humanos para extraerles el corazón con cuchillos de pedernal, realizados en los altares de las pirámides como ofrenda a sus dioses. Hechos que fueron narrados por los primeros conquistadores o por ellos mismos a través de su arte.

Sacrificio del corazón humano. Códice Magliabechiano.

Aunque las escenas nos resultan escalofriantes, es una parte muy importante para comprender la cosmovisión de los pueblos mesoamericanos. A través de esos rituales religiosos, por un lado, honraban y alimentaban con su sangre -el elixir de la vida- a los dioses que primero se autosacrificaron para dar origen al Quinto Sol y a los hombres (La Leyenda de los Soles, manuscrito náhuatl de 1558, basado en un códice hoy desaparecido). También creían que el Sol moría cada día al atardecer y resucitaba al amanecer, por lo que con sus sacrificios de sangre, ayudaban a su dios a salir victorioso de su tránsito por la bóveda celeste y el Inframundo. Menos conocida es su idea del corazón fuerte y bondadoso reflejada en su literatura.

Yo Nezahualcóyotl lo pregunto:
¿Acaso de veras se vive con raíz en la tierra? 

No para siempre en la tierra:
sólo un poco aquí.
Aunque sea de jade se quiebra,
aunque sea oro se rompe,
aunque sea plumaje de quetzal se desgarra. 

— Ms. Romances de los señores de Nueva España, fols. 36 r.

Como una pintura
nos iremos borrando.
Como una flor,
nos iremos secando
aquí sobre la tierra.
Como vestidura de plumaje de ave zacuán,  de la preciosa ave de cuello de hule,
nos iremos acabando…

— Ms. Cantares mexicanos, fol. 17 r.

¿A dónde iremos
donde la muerte no existe?
Mas, ¿por esto viviré llorando? 

Que tu corazón se enderece:
aquí nadie vivirá para siempre. 

— Ms. Cantares mexicanos, fol. 70r.

El reconocido historiador mexicano Miguel León Portilla, quien tradujo estos poemas del náhuatl, los explica añadiendo que el punto de partida del sabio, poeta y señor de Tezcoco (muerto en 1472 a los 71 años), “parece haber sido su profunda experiencia del cambio y del tiempo, en lengua náhuatl, cáhuitl, “lo que nos va dejando” […] Si el jade y el oro se quiebran y rompen, los rostros y corazones, más frágiles aún, por muy nobles que hayan sido, como flores habrán de secarse y cual si fueran pinturas quedarán borrados […] Nezahualcóyotl mismo enderezó su corazón, lo que equivale a decir, entendiendo la connotación náhuatl de yóllotl (corazón), que dio un sentido a su movilidad, a su núcleo dinámico. Fortalecido el corazón, Nezahualcóyotl afirma haber descubierto el significado profundo de “flor y canto”, expresión náhuatl del arte y el símbolo, para poder acercarse gracias a él, desde tlaltícpac (desde la tierra), a la realidad de “lo que está sobre nosotros y la región de los dioses y de los muertos” (Miguel León-Portilla, “Quince poetas del mundo náhuatl”).

Cristo crucificado del pintor español Diego Velazquez (1632). Museo del Prado

Y del sacrificio de los corazones humanos vivos, pasaron al de Cristo muerto en la cruz y resucitado al tercer día, al adoptar la religión católica de los conquistadores españoles.

Y a los corazones milagritos de plata, oro o latón -según sus posibilidades económicas-, que aún hoy en día se cuelgan en los ropajes de los Cristos, Vírgenes y santos de las iglesias para agradecerles su intersección, o solicitar sus favores, y que se hicieron mucho más conocidos en el último siglo, gracias a Frida Kahlo y Diego Rivera. Corazones de hojalata que fluctúan entre arte popular, amuletos religiosos y objetos kitsch.

Frida Kahlo. Las dos Fridas (1931). Museo de Arte Contemporáneo de Cd. de México.

Hace unos días me convertí en mediadora -a la vez que traductora- de un diálogo escrito que se prologó varios días debido a las diferencias horarias (Australia, España y México) entre el Maestro Liu Deming y Tonal Israel del grupo Balam Kan, que esos días se encontraba trabajando en las bahías de Xochimilco.

Tonal suele escribir sus mensajes con palabras, expresiones y frases en náhuatl, maya y español, pero la principal dificultad para traducirlo al inglés radica no sólo en mi desconocimiento del idioma náhuatl y maya -que transcribo literalmente- sino en ¿cómo reflejar la belleza poética de un lenguaje que es hablado desde el corazón? Porque Tonal habla con el corazón en las manos y sus sencillas palabras -aunque sean pocas- se sienten cercanas, vivas, impregnadas de matices y dimensiones, como si fueran alas invisibles que te arropan cálidamente, igual que una sonrisa.

Tal vez, quizá, porque sus palabras “apapachan” -de la voz náhuatl patzoa y la palabra papatzoa, o ablandar fruta con los dedos-, es decir, que abrazan y acarician con el alma y de paso, ablandan el corazón. 

Transcurridos unos días, mientras escuchaba al sacerdote jesuita Javier Melloni (vídeo), encontré otra clave para comprender esa sensación que me despiertan las palabras de Tonal. En un momento de su diálogo, el jesuita narraba la anécdota que le contó un compañero español -también teólogo-, al reencontrase con él después de su viaje y su estancia en las comunidades mayas del sureste mexicano:

Llevaba varios días con la comunidad, y al final del día tenía una charla con toda la comunidad para hablar de diferentes asuntos, y el último día, “un muchachito de unos 7 o 10 años se le queda mirando y le dice: 

— usted cuando habla, dice palabras fritas

— entonces él no entendió, ¿palabras fritas? ¿Te refieres a papas fritas? 

— ¡No, no! Usted cuando habla, pronuncia palabras fritas. 

—¿Qué quieres decir? No te entiendo. 

—¡Sí, sí padrecito, sí! Cuando habla mi gente, pronuncia palabras verdaderas, en cambio cuando habla usted, suenan a palabras fritas.

Se quedó helado. Profesional de la palabra. Profesional de la vida y mientras tanto, la palabra verdadera queda sepultada por la palabra erudita o la palabra técnica, la palabra que nos usurpa el don de la vida […] porque a veces, desgraciadamente, no son sólo fritas sino refritas; porque tenemos tanto vocabulario sobre lo de siempre, que supone lo que vamos a decir, y ya sabemos cómo va a acabar. Este es el gran peligro de todo relato conocido, de todo relato anticipado […] Hemos quedado atascados en los mismos relatos que están puestos para que nos despierten.

— Javier Melloni 

Aunque el sacerdote jesuita hablaba dentro del marco de religioso para la preparación de la Semana Santa católica (2021), la reflexión es igualmente aplicable para contemplar los cofres, entornos y relatos que cada uno construye dentro y sobre sí mismo, y a partir de los cuales dificultamos la irrupción de lo nuevo y lo espontáneo en nuestra vida. 

Corazón a Corazón (Aoi). Capítulo 9 de Genji Monogatari (源氏物語). Generalmente traducida como Novela de GenjiRomance de Genji o Historia de Genji, es una novela clásica de la literatura japonesa, considerada por muchos como la novela más antigua de la historia, escrita alrededor del año 1000 por Murasaki Shikibu. Harvard Art Museums.

Y de la palabra que lo apapacha, a la palabra refrita que lo apaga, a la palabra que lo moviliza con sus trazos y sus canciones, o la que lo atraviesa, lo aviva y lo consume en el éxtasis de la unión espiritual que conlleva recordar y revivir la experiencia mística, como “la transverberación” de Santa Teresa de Ávila (se celebra el 25 de agosto).

Ya toda me entregué y di
Y de tal suerte he trocado
Que mi Amado para mi 
Y yo soy para mi Amado.
 
Cuando el dulce Cazador
Me tiró y dejó herida
En los brazos del amor
Mi alma quedó rendida,
Y cobrando nueva vida
De tal manera he trocado
Que mi Amado para mí
Y yo soy para mi Amado. 
 
Hirióme con una flecha
Enherbolada de amor
Y mi alma quedó hecha
Una con su Criador;
Ya yo no quiero otro amor,
Pues a mi Dios me he entregado,
Y mi Amado para mí.

— Santa Teresa de Ávila

Relicario con el corazón de Santa Teresa que reposa en el convento que fundó en Alba de Tormes.

Un corazón ardiendo en llamas por el éxtasis de la pasión que se convierte en reliquia, amuleto, joya o milagrito, y que nada tiene que ver con el hueco vacío de la pintura de Frida Kahlo titulada “Corazón”, ni con las heridas punzantes de la carta del tres de espadas del tarot de Marsella, las canciones del corazón roto, el vuelo mortal del Ícaro, ni las hogueras “purificadoras” de la inquisición religiosa.

Un corazón ardiendo -a diferente intensidad- que tiene más que ver con la Oda a la alegría de Beethoven, las veladas románticas, la chimenea encendida en el hogar, la celebración con fuegos artificiales, la zarza ardiente de Moisés, la llama del Espíritu Santo, la luz cegadora de Cristo resucitado, la chispa de la vida de la concepción, el canal de luz del nacimiento, el fuego de Prometeo, la flecha ardiente de Cupido, el mapa de las estrellas, la esperanza en la estrella fugaz, la explosión creadora del Big Bang, el incendio transformador del Fénix o del orgasmo.

Por que el fuego es el elemento del corazón que revitaliza, fortalece, vigoriza, revive, purifica y transforma la vida.

El fuego que cuando arde de forma armoniosa, es fuente de vida, pero también, la causa del deterioro, la extinción y hasta la muerte cuando está descontrolado.

Arder (del latín ardēre).

Sinónimos: quemar, abrasar, incendiar, incinerar, achicharrar, calcinar, carbonizar, chamuscar, encender, prender, flamear, llamear, crepitar, chispear, calentar, asar, enardecer, excitar, acalorar, apasionar, agitar, incinerar, consumir, deslumbrar.

El fuego estable que no se consume refleja la armonía del corazón –color rojo-, pero también el equilibrio del fuego de la Puerta de la Vida (Ming Men, DU4 o GV4) que transforma la esencia vital en energía “Qi”, porque ambos están conectados y se alimentan entre sí a través de los caminos energéticos internos, como el que va de Ming Men a Shan Zhong que enseña el Maestro Liu Deming en este breve vídeo.

Y dependiendo de ello, las personas podemos exhibir tanto exceso como falta de energía. Lo explica muy bien Tino Álvarez -discípulo del Maestro Liu Deming- en esta entrevista (podcast el Propósito de Rafa). A manera general:

  • Desequilibrio: falta de entusiasmo, ausencia de risas, ansiedad, depresión, histeria, celos, anhelo de amor, dificultad para respirar, sensación de frío en el pecho y en las extremidades, sudor frío, palpitaciones, incapacidad para hablar, falta de memoria y sueño inquieto.
  • Equilibrio: amor, tranquilidad, dulzura, optimismo, crecimiento emocional y espiritual, ganas de vivir, control de los pensamientos y de los sentidos, conciencia y sabiduría.

Entonces, cabe preguntarse ¿cómo podemos revitalizar la energía del corazón cuando está débil y apagándose?

Si ¡Sonríe! En lugar de “abre tu corazón y sonríe“, “SONRIE y abre tu corazón”.

Aunque les parezca banal y descabellada la propuesta, los experimentos llevados a cabo en las universidades han demostrado que “nuestros cuerpos cambian nuestras mentes, nuestras mentes cambian nuestro comportamiento y nuestro comportamiento, cambia nuestros resultados.” Y aunque te sientas como un impostor o un farsante, vale la pena “fingirlo hasta que lo estés/seas” como sugiere Amy Cuddy, así que levanta los brazos en señal de victoria y ¡sonríe!

Cuando sonríes, sigue sonriendo
El mundo entero sonríe contigo.
Si, cuando estas riendo, oh, cuando estas riendo
El sol sale brillando. 

Pero cuando estas llorando, traes la lluvia
Así que para de suspirar y sé feliz
Si, y sigue sonriendo, sigue sonriendo
Y el mundo entero sonreirá contigo.

Louis Amrstrong. Canción “When you’re smiling”

Ingrid Malefant, una extraordinaria mujer que a sus 85 años de edad se convirtió en discípula del Maestro Liu Deming, nos recuerda constantemente en sus clases que debemos empezar a practicar el Qigong relajando el rostro, cerrando los ojos y trayendo a la memoria el momento más bello de nuestra infancia -o de nuestra juventud, o recordar nuestro lugar favorito-, y sostener ese momento -perpetuado en el tiempo- con una sonrisa.

“Esto, el ser humano es una casa de huéspedes

Cada mañana una nueva llegada.

Una alegría, una depresión, una mezquindad,

alguna conciencia momentánea que viene

como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y entretenedlos a todos!

Aún si son una multitud de dolores,

que barren violentamente tu casa

vacían sus muebles,

aún así, trata a cada invitado con honor.

Puede que te estén limpiando para un nuevo deleite.

El pensamiento oscuro, la vergüenza, la malicia,

Encuéntralos en la puerta riendo,

e invítalos a entrar.

Agradece a quienquiera que venga,

porque cada uno ha sido enviado

como guía desde el más allá “.

Rumi

Sin embargo, si sientes que has perdido la conexión, puedes llevar a cabo esta preciosa y potente meditación del Artequipo Fuego de Preslava Natova, para ayudarte a descubrir o re-conectar con el detonador personal de la llama de tu vida. O equilibrar la energía a través de tu alimentación con Marisol Escalera, la herbología y la terapia manual (masajes) con el maestro Mario Silva o con flores de Bach gracias a Vicenta Romero. O simplemente, activarlo creando música con el tapeo de las manos en el cuerpo, igual que estos estudiantes franceses.

Así como la estación del verano está asociada con el elemento del fuego que trae la alegría, el calor, el buen tiempo, la ropa ligera, las celebraciones al aire libre, las verbenas y las hogueras de San Juan, la reunión con los amigos, el regreso al hogar, las vacaciones estivales, la maduración de todas las semillas plantadas en la primavera y los frutos de los árboles de la temporada, el amor es el florecimiento del ser humano. De hecho, es lo que somos en plena “floración” (Natural Health Zone).

Finalmente, el fuego es el elemento mas destructor a corto y a largo plazo.

Antes de la pandemia del 2020, las enfermedades cardiovasculares eran la principal causa de muerte en el mundo (más de 17,9 millones de personas al año). Para recordarnos su importancia, celebramos el Día Mundial del Corazón (último domingo de septiembre) y por supuesto, el amor y la amistad en el día de San Valentín, el Día del Padre, el Día de la Madre…

Valga decir, que si no nos desprendemos de la cobija que arrastramos -la misma que en su momento nos arropó, nos cubrió y nos dio calor-, nos encaminamos hacia la disminución y la extinción de nuestro propio fuego interno.

Quizá, al igual que hizo Tita en la película Como Agua para Chocolate -inspirada en las palabras de la Luz al Amanecer, la abuela del doctor que la trata en la clínica- debamos quemar la caja de cerillos que llevamos en el interior para encender la chispa del corazón y avivar el fuego de nuestra pasión por la vida.

¡SONRIE Y ABRE TU CORAZÓN!

Por Ana Isabel Villaseñor Urrea

T(I)IPs

Para Fotalecer el corazón:
  • ¡Sonreir!
  • Alimentación sana rica en Omega-3, Ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K, antioxidantes y flavonoides como: nueces, brócoli, fresas, salmón, chocolate negro (más 75% de cacao), cúrcuma, legumbres, curry, té verde, aceite de oliva, vino tinto.
  • La acupuntura:
    • Tino Álvarez en Madrid: 696.925.820,
    • Mario Silva en Guadalajara y Colima, México: +52 312 330 6196.
  • Caminar todos los días.
  • Ejercicio de estiramientos para la fascia como el YOGA, Pilates, Qigong, Técnica Alexander, Gyrotónic.
  • Practicar las ARTES MARCIALES como el Taichi, el Kung Fu y el Bagua.
    • Online bilingüe español/inglés:
      • Maestro Mario Silva (Guadalajara y Colima, México) del estilo Wudang.
      • Sifu Adam Martín discípulo del Maestro Liu Deming (clases online desde Australia, en español y en inglés) del estilo LIU HE ZI RAN MEN.
    • Online en inglés: Daoist Master Wu Dang Chen, maestro de Mario Silva.
  • Sonido vocal “ah”.
  • Cantar en voz alta.
  • ¡Exprésate! de manera oral, escrita y visual.
  • Hablar con un terapeuta profesional.
  • Las artes escénicas.
  • Bailar en pareja y en grupo. Para quienes se perdieron el reto de Jerusalema, aquí tienen un vídeo con la coreografía.
  • Escuchar Música. El sonido de las percusiones acelera el ritmo al corazón y lo vigoriza.
  • Meditación centrada en el chakra corazón.
  • Colocar las manos sobre el pecho para sentir y conectarnos con los latidos del corazón.
  • Al cerrar los ojos para dormirse, recordar un momento feliz de su vida.
  • Evitar el sobrepeso, la tensión y el estrés.
  • Automasajes con las manos en el pecho.
  • Masaje abdominal “Chi Nei Tsang” (“Chi” significa energía y “Nei Tsang” órganos internos para favorecer el flujo de energía y liberar los excesos y estancamientos acumulados, lo que contribuye a que los órganos vitales funcionen correctamente.
  • Automasaje o acupresión en del punto de acupuntura HT8 (C8) Shaofu, el Pequeño Palacio, es como un manantial que te hace sentir como si viajaras a la misma casa de los dioses para alimentarte, bañarte, limpiarte y descansar cuando estás enfermo o luchando. Llena de fuego, calor y amor, además de darte la fortaleza para florecer y brillar.
Categorías
Caminando Descubriendo al Maestro Liu Deming Nature Writing Salud y Movimiento del cuerpo T(i)IP

Preludio de Primavera: Acacias amarillas

En estas últimas semanas ha explotado la floración de los árboles de las Mimosas (Acacias), y las montañas y los jardines se han cubierto de flores amarillas brillantes que contrastan con el frío, la neblina y los cielos grises del invierno. Son las primeras notas de color en el paisaje urbano y en el bosque verde de pinos, robles y encinas que limita la ciudad.

Uno va caminando y es imposible evitar el impulso de detenerse a disfrutar del olor que desprenden los abundantes racimos de flores -que se filtran pese a llevar puesta la mascarilla-, tomar una fotografía para capturar la intensidad del color y por supuesto, recordar pasar por la tienda mas tarde a buscar la aromática miel de flor de Mimosa para endulzar las infusiones.

©Ana I Villaseñor. Fuente de la Budellera, Barcelona (2021)

Después de varios días con neblina y lluvia abundante, tuvimos la suerte de disfrutar de un día soleado durante una de nuestras salidas al bosque para caminar.

En mi entusiasmo, compartí una de las imágenes (la del inicio) y a vuelta de respuesta, he recibido un mensaje desde Aviñón de mi amigo Jean-Lu Fenech (doctor, artista visual y compañero de entrenamiento con el Maestro Liu Deming) que incluía dos preciosas fotografías tituladas: Sol de mañana con Mimosas.

©Jean-Lu Fenech, Aviñón (2021)

Más tarde, mi mamá me comentó por teléfono que los árboles de las Primaveras estaban floreando precioso este año ahí, y mi amiga Sofía Barba -quien vive cerca de casa de mis padres- me envió estas increíbles fotografías desde Guadalajara (Mexico): “¡ya está a la vuelta de la esquina la Primavera!” me dice con su característico entusiasmo. Después, recibí otra de Preslava Natova desde Inglaterra con la frase “algo de la Primavera se despierta acá también”.

Aquí y allá, las flores amarillas brillan radiantes en todo su esplendor y avivan el recuerdo de la primavera.

Las fotos compartidas de árboles floreando en amarillo, simultáneamente en diferentes puntos del planeta durante el invierno, nos recuerdan que los ciclos de la vida -internos y externos, visibles e invisibles- siguen su curso gradual de incremento y disminución a través del flujo constante que se manifiesta con sus matices dinámicos de transición, para hacer hincapié en que el cambio es constante. Lo percibamos o no.

De igual forma, nos hacen caer en la cuenta que estamos unidos los unos a los otros a través de la Tierra; que todos somos uno en virtud de este tejido invisible de seres vivos que la habitan.

Ambos, el cambio y la conexión, son un feliz recordatorio en esta época de separaciones y restricciones a causa de la pandemia, cuya prolongación agrava las distancias geográficas, las limitaciones, la pérdida, la oscuridad y las sombras de este tiempo que vivimos.

“Nada te turbe, nada te espante;
todo se pasa, Dios no se muda;
la paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene nada le falta.
Sólo Dios basta.”

Santa Teresa de Jesús

Y como bien dice mi querida amiga Victoria Iglesias en sintonía con las palabras de la mística del siglo XVI, “este proceso de renovación constante nos recuerda que siempre hay esperanza y que aunque la oscuridad sea grande, la luz siempre termina emergiendo -como el sol al amanecer- para iluminar y dar Vida.

El color -cabe recordar- es la reflexión selectiva de la luz; es decir, la capacidad de la materia para sustraer ciertas longitudes de onda y proyectar otras. Así, por ejemplo, el amarillo es:

la denominación común de las sugerencias de color mediante las cuales la retina humana es estimulada, directa o indirectamente, con luz cuya longitud de onda dominante está comprendida entre 574 y 577nm.”

Diccionario Akal del Color. Juan Carlos Sanz y Rosa Gallego.

Y una vez que las terminaciones nerviosas en la retina son estimuladas (fotorreceptores), el ojo convierte las ondas electromagnéticas en impulsos electroquímicos que viajan por el nervio óptico hasta el lóbulo occipital en la parte de atrás del cerebro, en donde son finalmente interpretadas y traducidas en imágenes. 

Todo esto quiere decir simplemente que la percepción visual es un proceso cognitivo realizado (interiormente) por quien percibe la luz reflejada (externamente).

“Silver Wattle (Acacia dealbata)”. Illustration number 103. “The Floral Cabinet, and Magazine of Exotic Botany”, vol.3, (1840), from the Swallowtail Garden Seeds collection of botanical Photographs and Illustrations.

Los atributos del color (matiz, luminosidad y saturación) y sus aplicaciones, han sido estudiados y utilizados por la ciencia y para transmitir consejos, creencias, hábitos, reglas de conducta, emociones y conceptos a lo largo de los siglos, como la prohibición de usarlo en el Imperio Chino, o el lenguaje de las flores y los dichos populares “no todo lo que brilla es oro”, o “el tiempo es oro”.

Amarillo

Es el segundo color “primario” y está relacionado con el sol, la juventud, la alegría, la vitalidad, el oro, el proceso alquímico y la fortaleza del león, el espíritu del jaguar, la perseverancia del tigre y el canto del canario (ave), pero el significado con el que se asocia un color también depende del sentido con el que se perciba:

  • “desde la visión, a la bidimensionalidad, a los planos medios, a la expansión espacial, a la blancura, […] al bajo relieve, a la dinámica y a la superposición intermedia;
  • desde la audición, a los sonidos medios de la nota Si, al vocálico [œ] y al consonántico [r] ;
  • desde el gusto, al sabor salado y al amargo;
  • desde el olfato, a los olores aromáticos y fragantes en general, y a los olores clavillo, clavel, canela, abrótano y menta en particular;
  • y tactil, a la aspereza y al calor extremo.”

Diccionario Akal del Color. Juan Carlos Sanz y Rosa Gallego.

Propiedades

En la tradición oriental, los alimentos amarillos son revitalizantes y estimulantes en la medicina Ayurveda porque aumentan la energía del Plexo Solar (tercer chakra), y fortalecen la energía del estómago y el bazo según la Medicina Tradicional China (TCM).

En la Teoría de los Cinco Elementos (TCM), la Tierra es Amarilla y representa el Centro (orientación) y el final del verano.

Así, los alimentos que abarcan el rango tonal que van del amarillo crema hasta el más brillante, el amarillo anaranjado, el dorado profundo y el amarillo grisáceo, conservan los atributos del color y sus beneficios: el jengibre, la cúrcuma, el azafrán, el limón, la piña, el maíz, el plátano o banana, el membrillo, las ciruelas amarillas, la fruta de la pasión, los melocotones, los duraznos, los tejocotes, los albaricoques o chabacanos y el mango, por nombrar algunos.

A grandes rasgos, tienen propiedades antivirales, anti-inflamatorias, antiestamínicas y antioxidantes. Son ricos en ácido fólico, vitamina A y C, calcio y magnesio; ayudan a mantener en equilibrio el pH del cuerpo, mejoran la digestión (alimentos prebióticos) y la piel, protegen el corazón y el sistema inmunológico.

T(i)IP®

PARA REVITALIZAR TU VIDA Y FORTALECER TU CENTRO

Cuando el Plexo Solar y el Meridiano del Estómago/Bazo están bloqueados, se recomienda (consultar a su doctor en caso de contraindicación):

  • Baños de sol.
  • Aromaterapia: aceites esenciales de jengibre, bergamota, menta, azahar (cítricos) y Mimosa.
  • Alimentos calientes, de color amarillo, cereales integrales, raíces y tubérculos.
  • Tés especiados (Chai) endulzados ligeramente con miel y con jengibre para que suba el calor interno.
  • Hierbas medicinales: Diente de León, Caléndula, Manzanilla, Azahar, Anís (Pimpinella anisum) y Azafrán. Les recomiendo esta receta del etnobotánico James Wong para preparar una bebida con Azafrán para combatir el estrés y la depresión.
  • Decorar con Flores amarillas, de preferencia con aroma cítrico y dulce como las primulas, rosas, freesias, narcisos, iris, tulipanes, jacintos, gladiolos, amarilis, etc.
  • Baños Sauna para drenar el sistema linfático con el calor.
  • Usar ambar y citrino.
  • Quemar mirra, copal y madera de Palo Santo para purificar el ambiente.
  • Caminar en la naturaleza, preferiblemente descalzos para masajear la planta del pie y activar los meridianos del estómago y del bazo.
  • Ejercicio aeróbico: correr, saltar, bailar.
  • Ejercicios de Respiración: La Respiración del Dragón del Maestro Liu Deming para activar el flujo de la energía a través de la columna, liberar el estrés y relajarse. Estos vídeos los filmé en México (2019), uno es muy corto y el otro en el jardín, más largo porque incluye las instrucciones.

  • Cantar en voz alta.
  • Ejercicio aeróbico: correr, saltar, bailar.
  • Danza del vientre.
  • Jugar al Hula-Hula para movilizar la energía estancada en zona media del cuerpo.
  • Colgarse con las manos de la rama de un árbol y columpiarse para estirarse y soltar el peso del cuerpo hacia el suelo.
  • Meditación haciendo el mudra del fuego y concentrándote en el color amarillo para activar la zona del plexo solar.
  • Yoga: las asanas de la postura del barco, la torsión de triángulo y la media torsión sentada.
  • Mantras: RAM para subir el autoestima, revitalizarte y fortalecer la voluntad.
  • Sonidos: “Uuuuuu” (oo) continúo desde el abdomen imitando el sonido emitido por Didgeridoo para relajar el Nervio Vago.
  • Tocar el Didgeridoo y la Trompeta Maya para activar la respiración circular y relajar el Nervio Vago. Incluyo dos vídeos de sus sonidos como guía. El primero, con Trompeta Maya y el segundo, Didgeridoo.

  • Arte: pintura, escultura, y especialmente, la cerámica. Fotografías inferiores de los talleres de cerámica artesanal de Maxine Álvarez en @cazaceniza

Las Mimosas

Por su parte, a las Mimosas se les atribuye la energía de “renovación”, “fortaleza”, “entereza” y “pureza”, y tienen además aplicaciones en aromaterapia y medicina alternativa.

La Mimosa es muy utilizada en perfumes. Las mayoría de las grandes marcas francesas la usan, pero también son muy populares para la elaboración de fragancias: Amarige Perfumes Givenchy, Yves Saint Laurent Paris, Guerlain perfume para su Champs Elysées, Suprème moment de Jean Patou, Mimosa y Cardamomo de Joe Malone, Prada, Annick Goutal, Versage, Mimosa Pour Moi, L’Artisan Parfumeur Casaque, Jean d’Albret Kalispera, Jean Desse’s Masumi, François Coty’s Le Mimosa, Molinard’s Jeune L’Eau d’Azur, L’Occitane. Y la lista continúa. El aroma de la Mimosa es muy similar al de la violeta, pero más sutil y etérea.

“Acacia in Flowers” (Flores de Acacia) de Vincent Van Gogh. Nationalmuseum, Sweden.

Al contemplar la obra de Vincent Van Gogh “Acacia en Flor” uno se pregunta ¿en dónde están las flores amarillas tan características? Aunque muestra el mismo tipo de árbol, fue realizada durante el periodo en el que vivió en Auvers-sur-Oise, junio, cuando ya no están floreando en Francia. Salvo que se trate de una variedad con flor crema, o de otra especie que no sea una Acacia (porque existen las llamadas “falsas Acacias”), podríamos decir que fue pintada con los colores de su recuerdo: el mundo interior reflejado en la luz que proyectamos.

Teniendo en cuenta la complejidad del proceso de percepción, sería interesante mirar con más detalle los colores de nuestro paisaje personal y preguntarnos:

  • ¿Qué me estimula y me atrae?
  • ¿Qué es lo que retengo y cómo lo absorbo?
  • ¿Qué colores veo?
  • ¿Qué y cómo proyecto?
Tonos de las Mimosas de Van Gogh (superior) y Jean-Lu Fenech
Comparación del Cielo y Mimosas de Jean-Lu Fenech y mía (debajo)

En la comparación podemos apreciar mejor los colores de las flores, del verde de las hojas y del azul del cielo. Todos son diferentes. Es la misma espacie de árbol tanto en la ilustración como en la pintura y en las fotografías de Jean-Lu y mías, pero diferente percepción de tipo de luz ambiental y por lo tanto, de sus tonalidades.

Sin embargo, sus variaciones y diferencias enriquecen la paleta de colores con sus matices infinitos. Entre más azul es el cielo, más brillo tiene el color amarillos ya que el violeta, es su opuesto complementario y por lo tanto, al estar unidas las polaridades, “vibran”.

Me alegra pensar que lo que capturamos en imágenes es la luz que rebota y devuelve al cielo la cualidad de la tierra y de la naturaleza que las hace únicas e irrepetibles, en cada instante y en cada lugar, a los ojos de quienes las observan y las imprimen visualmente, ya sea en el clima templado subtropical mexicano, en el frío del norte europeo inglés o en el Mediterráneo de la Provenza francesa o de las montañas de pino y encina de Barcelona junto al Mar Mediterráneo.

Sea como sea, el amarillo vibrante contra el cielo azul violeta es el preludio de la primavera. Y como dicen los Beatles en el estribillo de su canción:

“Here comes the Sun!”

¡Aquí viene el Sol!

Ana Isabel Villaseñor Urrea

“No hay mal que por bien no venga”

El camino hacia la autosanación. Cómo olvidar los dichos y refranes mexicanos populares que con tanta frecuencia recitaban a coro -en mi caso, mis abuelas, mi mamá y mis tías- cada vez que les narrábamos un acontecimiento que creíamos catastrófico o trascendental en ese momento, aunque algunas veces, eventualmente resultara ser un drama pasajero.  De […]

Raíces al descubierto

Estoy acostumbrada a leer, en relación con textos que nos presentan la teoría de la atracción, lo importante que es definir lo indefinido para “atraer” o alcanzar aquello que deseamos (o creemos desear). El verbo definir (del latín definire) está formado por el prefijo de- que puede marcar una dirección (de arriba hacia abajo, de […]

Descubriendo al Maestro y al Ziran Qigong

Después de recordar las palabras mágicas “Chi Kung”, descartar muchos videos disponibles online e intentar infructuosamente seguir otros más, uno de ellos captó mi atención porque estaba filmado en un espacio verde arbolado y con una luz cálida que me recordó esa tarde en el jardín de la casa de mi tío. Era del Maestro […]

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Ziran Qigong

Aviñón: tres años después

Una mañana después de la clase de Aqua Gym, Neus, mi maestra, me pidió si le podía enviar los videos del Maestro que practicaba para dárselos a una de sus alumnas que sufría de un problema en las lumbares. Al entrar en la página web por primera vez en muchos meses, descubrí con sorpresa que el Maestro Liu Deming se encontraba en Francia ofreciendo cursos. 

Al llegar a casa, se lo comenté a mi esposo, quien me instó a inscribirme. Sería una insensatez de mi parte el no aprovechar esa oportunidad estando tan cerca (todavía tenía problemas como bajar el torso hacia delante, sentarme en el piso o durante más de dos horas seguidas).

Tenía mis dudas, porque no sabía con quién ni con qué me encontraría. Pero finalmente me decidí y elegí el de Aviñón organizado por Anne Augé sobre el Nivel 1 (una secuencia que trabaja en las articulaciones y los músculos).

Conocía esta forma de memoria y podía irme sola en un tren directo desde Barcelona (y moverme durante las cuatro horas del trayecto). Total, si no me gustaba, por lo menos me quedaría el consuelo de haber viajado a un lugar de la Provenza que me encantaba durante la primavera. Además, el lugar en el que nos alojaríamos se veía muy bonito, rodeado de jardines y viñedos, el Château de la Chapelle en Châteauneuf de Gadagne (a 15 km de Avignon). Aunque no hablaba bien francés, lo importante era que sí podría comprender al Maestro porque la clase sería en inglés (con traducción simultánea).

Me fui un día antes a Aviñón, pero por un error al leer el horario, llegué tarde y ya había comenzado el curso. Ni siquiera tuve tiempo de registrarme para dejar mi maleta en el cuarto ni de cambiarme de ropa. El encargado del Château -quien hablaba perfectamente bien inglés- me acompañó hasta una sala en el cuarto piso. Al abrir la puerta y entrar al espacio, descubrí que estaba completamente lleno. Con mucha vergüenza, encontré un hueco al fondo y me incorporé a la clase. 

En el primer receso, antes de que pudiera acercarme a presentarme y pedir disculpas, el Maestro ya estaba a mi lado preguntándome: ¿quién eres? con una sonrisa en el rosto y voz cálida. Así empezó la segunda parte de mi recorrido con el Maestro Liu Deming.

Al decirle mi nombre abreviado, “Ana”, y que venía de Barcelona, me reconoció inmediatamente como la persona que años atrás había comprado todos sus DVDs (el mismo había tomado el pedido y enviado el paquete) y quiso conocer mi historia. Escuchó atentamente sin hacer comentarios; pero durante las clases, el Maestro estuvo siempre al pendiente de mi evolución, corrigiendo mis posturas corporales para ayudarme a eliminar los evidentes y numerosos bloqueos que persistían.

Aunque comenzábamos a las siete de la mañana con una meditación de una hora y media, y terminábamos a las siete y media de la tarde, las horas se pasaban volando. Entre más practicaba, mejor me sentía. 

Gracias a las observaciones y correcciones del Maestro Liu Deming, recuperé la fluidez y la curvatura natural de mi columna ahí mismo, facilitándome sentarme directamente en el piso sin dolor y bajar hacia delante hasta tocar el piso con los dedos. Todo un hito. En esos cuatro días intensivos avancé más de lo que había conseguido en dos años.

Valga decir que al Maestro que descubrí era generoso con su conocimiento, divertido y alegre, increíblemente vital, cercano y sobre todo, muy humano (se mostraba tal cual era, con sus luces y sus sombras). He tenido la suerte de que con el transcurso de los años, se haya convertido en mi amigo y parte de mi familia, además de mi Maestro. Y ese grupo de Aviñón con el que comencé mi andadura, en un gran grupo de hermanos de entrenamiento.

Al regresar a Barcelona, al constatar mi mejoría, me inscribí al siguiente y último curso disponible organizado por Florentino “Tino” Álvarez en Madrid, en el que enseñaría el “Level 2” (Nivel 2, una secuencia de movimientos específicos para limpiar la médula y que me resulta más difícil de seguir porque se centra en fortalecer la columna vertebral).

Fotografía de grupo (arriba) proporcionada por Anne Augé

Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo, y mostrarte un camino hacia la autorecuperación, la vida saludable y la felicidad duradera: “no hay mal que por bien no venga”.

“No hay mal que por bien no venga”

El camino hacia la autosanación. Cómo olvidar los dichos y refranes mexicanos populares que con tanta frecuencia recitaban a coro -en mi caso, mis abuelas, mi mamá y mis tías- cada vez que les narrábamos un acontecimiento que creíamos catastrófico o trascendental en ese momento, aunque algunas veces, eventualmente resultara ser un drama pasajero.  De […]

El cuerpo dice ¡basta!

A mis cuarenta y dos años de edad y madre de un hijo de cinco años, me encontraba con problemas de movilidad en la columna y constante dolor intenso, debido a dos hernias discales en la zona lumbar (L3-L4 y L4-L5) que bloqueaban gran parte del paso de la información nerviosa a las piernas.   ¿Eres […]

El cuerpo tiene la capacidad de raparse y curarse a sí mismo

El daño a las lumbares ya está hecho y eventualmente necesitará una intervención quirúrgica, pero debía -y debo, en presente- intentar aplazarla el mayor tiempo posible.  Dada mi edad y mi buen estado de salud en general, mi cuerpo hará todo lo posible por regenerar la zona dañada y curarse a sí mismo, sólo tenía […]

Recordando las palabras mágicas: Chi Kung

De madrugada y sin poder dormir más horas por el dolor en la espalda (provocado un par de hernias discales en las lumbares que bloqueaban la médula espinal), me puse a pensar en qué ejercicio podía hacer sola y en la casa con fines curativos tal y como lo había sugerido -entre otras cosas- el […]

Descubriendo al Maestro y al Ziran Qigong

Después de recordar las palabras mágicas “Chi Kung”, descartar muchos videos disponibles online e intentar infructuosamente seguir otros más, uno de ellos captó mi atención porque estaba filmado en un espacio verde arbolado y con una luz cálida que me recordó esa tarde en el jardín de la casa de mi tío. Era del Maestro […]

La acupuntura: un golpe de suerte

Lali Gubèrn y Jorge Herralde (editorial Anagrama) se enteraron por boca de mi esposo de mi problema en la columna y de la repuesta del Dr. Prim unos días después de nuestra visita, y sin pensarlo dos veces, me dieron los datos de un maravilloso doctor en acupuntura a quien me recomendaban con insistencia tras […]

¡Ése es el espíritu!

Llevados por la alegría de salir a disfrutar de la belleza de la naturaleza durante la primavera, solemos pasar por alto lo inestable que es el clima en esta época del año, y lo equivocados que pueden llegar a estar los pronósticos meteorológicos. Anuncian que no lloverá, pero terminas empapado de arriba abajo, que fue […]

Abre tu corazón y sonríe

Un rostro serio y apagado habla de la ausencia de alegría en el interior, mientras que la sonrisa natural, las risas espontáneas y un rosto luminoso muestran la vitalidad, alborozo, animación, entusiasmo, felicidad, contento, júbilo, gozo y regocijo del corazón. De manera inconsciente e involuntaria, todos cargamos -en mayor o menor medida- con un bagaje invisible. Son […]

Cuando el curriculum vitae es un camino de vida

“El ser humano es el ser fronterizo que no tiene ninguna frontera. El cierre de su ser-en-casa por medio de la puerta significa ciertamente que separa una parcela de la unidad ininterrumpida del ser natural.” Encontramos esta afirmación de Simmel, sociólogo alemán, en un delicioso artículo publicado en 1909 con el título de Puente y puerta. […]

ziranmen.com
Artes Marciales

ziranqigong.com
Página oficial

learn.zrqi.org
Clases online

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Ziran Qigong

La acupuntura: un golpe de suerte

Lali Gubèrn y Jorge Herralde (editorial Anagrama) se enteraron por boca de mi esposo de mi problema en la columna y de la repuesta del Dr. Prim unos días después de nuestra visita, y sin pensarlo dos veces, me dieron los datos de un maravilloso doctor en acupuntura a quien me recomendaban con insistencia tras constatar la mejoría en casos muy complicados de amigos suyos: el Dr. Teixidor.

Solicité una cita ante la insistencia de mi esposo, y la confianza ciega de Lali. Su consultorio se encontraba en la avenida Diagonal frente a la famosa Casa de les PunxesCasa de los Pinchos, en catalán—, un edificio diseñado por el arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch.  Llegar hasta ahí era muy sencillo, pero salí de casa con mucho tiempo de antelación, calculando mi paso súper lento al caminar (aunque les sea difícil de creer, las personas de la tercera edad eran más rápidas que yo), y las múltiples paradas que necesitaba para descansar en los bancos a lo largo del camino hasta ahí.

Nada más llegar, me sentí como en mi casa. El doctor Teixidor y su esposa -una señora muy guapa y elegante de origen japonés- eran encantadores y el espacio tenía una atmósfera zen muy sobria y luminosa, adaptada al espacio del edificio modernista clásico de la zona del Ensanche. 

Como ya venía siendo costumbre, al estudiar las resonancias magnéticas se asombró tanto o más que el doctor Prim. Directamente me dijo -con un marcado acento inglés británico- que el problema que tenía requería cirugía. De eso no había duda. Dado que había sido el propio neurocirujano el que me había recomendado intentar mitigar el dolor con la acupuntura, si en cinco sesiones no conseguíamos resultados, no habría mas remedio que pasar por quirófano para remover el bloqueo. 

Imagen de Markus Distelrath en Pixaba

El Dr. Teixidor tenía estudios en medicina (aprendió el arte de la acupuntura en Japón, en donde vivió durante muchos años antes de venir a vivir a Barcelona con su familia), y me explicó nuevamente mi problema en las lumbares, llevándose las manos a la cabeza cada vez que veía las imágenes.

Estaba en la misma situación que los viajeros de la impresión de color en madera (arriba) del artista japonés Utagawa Hiroshige, que encontraron una piedra enorme bloqueando el camino Tōkaidō en el paso de la Montaña Sayo, en Nissaka (la 25.ª estación) de la ruta que conectaba Edo (hoy en día Tokio) y Kioto: ¿qué hacemos? -quizá se preguntaban observándola en busca de una solución- ¿la dejamos así, la rodeamos, la hacemos a un lado, la destrozamos, la extraemos?

La posible vía de solución -difícil, sino imposible- consistía en quitar de en medio, es decir, empujar -hacia la orilla, como si fuera una bola de billar- el bloqueo presente en la médula espinal que estaba presionando los nervios e impidiendo el paso de la información a las piernas. 

Modelos para moxi. The New York Public Library. Digital Collections.

Los detalles de los pasos a seguir fueron enriquecidos con información invaluable sobre los meridianos de acupuntura, los mismos que el Maestro Liu Deming utilizaba para guiar los movimientos del Ziran Qigong (Chi Kung). 

Además, me hizo observaciones puntuales para identificar los excesos y los desequilibrios en mi cuerpo a través de las emociones, así como recomendaciones varias sobre mi alimentación (algunos nuevos por introducir y otros, a evitar) y otras indicaciones pertinentes para obtener los mejores resultados:

el doctor hace el 20% del trabajo, el paciente todo lo demás.”

Dado la dificultad que implicaba, se quedó con una copia de las pruebas para estudiarlas.

Entre sesión y sesión de acupuntura (dejando semanas entre una y otra, para ver sus efectos y siguiendo de cerca el proceso), practicaba a todas horas el qigong y el taichí con los videos del Maestro Liu Deming, y la respuesta de mi cuerpo no pude ser más satisfactoria. 

Autumn moon over Tama River. The New York Public Library. Digital Collection.

Gracias a su sabiduría como médico y a su maestría con la acupuntura, sólo necesité esas cinco sesiones para meterme de lleno en el camino hacia la recuperación.

Tres años después, al regresar de mis primeros cursos de Ziran Qigong con el Maestro Liu Deming en Aviñón y Madrid, las resonancias magnéticas reflejaron lo que el doctor me había propuesto como meta: la médula espinal estaba limpia.

Video de Jean & Martin & Michele Nomad Nation en Pixabay.

La vida felizmente nos recuerda, afortunadamente, en repetidas y numerosas ocasiones, que además de los obstáculos y las dificultades, por el camino también nos encontramos con personas invaluables; mientras unas nos dan la mano para levantarnos, otras nos alegran el andar. El Dr. Teixidor ha sido ambas.

Tras jubilarse y cerrar su consulta, siguió atendiéndome siempre que lo necesité. ¡Muchas gracias!

Acupuntura y Shiatsu en Madrid con “Tino” Álvarez: 696.925.820

Las imágenes antiguas usadas pertenecen a la Colección Digital de la Librería Pública de Nueva York. Arriba: Paso por la Montaña Sayo “Nissaka: Sayo Mountain Pass (Nissaka, Sayo no nakayama)”.

Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo, y mostrarte un camino hacia la autorecuperación, la vida saludable y la felicidad duradera. Espero que sirva de esperanza para que cada quien, encuentre su camino. Por Ana Isabel Villaseñor.

“No hay mal que por bien no venga”

El camino hacia la autosanación. Cómo olvidar los dichos y refranes mexicanos populares que con tanta frecuencia recitaban a coro -en mi caso, mis abuelas, mi mamá y mis tías- cada vez que les narrábamos un acontecimiento que creíamos catastrófico o trascendental en ese momento, aunque algunas veces, eventualmente resultara ser un drama pasajero.  De […]

El cuerpo tiene la capacidad de raparse y curarse a sí mismo

El daño a las lumbares ya está hecho y eventualmente necesitará una intervención quirúrgica, pero debía -y debo, en presente- intentar aplazarla el mayor tiempo posible.  Dada mi edad y mi buen estado de salud en general, mi cuerpo hará todo lo posible por regenerar la zona dañada y curarse a sí mismo, sólo tenía […]

Recordando las palabras mágicas: Chi Kung

De madrugada y sin poder dormir más horas por el dolor en la espalda (provocado un par de hernias discales en las lumbares que bloqueaban la médula espinal), me puse a pensar en qué ejercicio podía hacer sola y en la casa con fines curativos tal y como lo había sugerido -entre otras cosas- el […]

El cuerpo dice ¡basta!

A mis cuarenta y dos años de edad y madre de un hijo de cinco años, me encontraba con problemas de movilidad en la columna y constante dolor intenso, debido a dos hernias discales en la zona lumbar (L3-L4 y L4-L5) que bloqueaban gran parte del paso de la información nerviosa a las piernas.   ¿Eres […]

Los primeros pasos hacia la recuperación

Comienza el largo maratón. Llegué a la consulta del neurocirujano creyendo que sería una carrera rápida de cien metros, que el problema de mis hernias discales se solucionaría rápidamente en el quirófano, y me encontré al principio de un maratón que durará toda mi vida. Además de la toma de conciencia y del trabajo interior […]

Aviñón: tres años después

Una mañana después de la clase de Aqua Gym, Neus, mi maestra, me pidió si le podía enviar los videos del Maestro que practicaba para dárselos a una de sus alumnas que sufría de un problema en las lumbares. Al entrar en la página web por primera vez en muchos meses, descubrí con sorpresa que […]

ARISEN ALBA

ana@arisenalba.com

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Ziran Qigong

Descubriendo al Maestro y al Ziran Qigong

Aunque fuera una auténtica odisea -por momentos imposible- mover el torso unos milímetros hacia los lados o inclinarme (había perdido la curvatura natural de la columna y estaba tan recta y rígida como un palo de escoba), y sincronizarlo con las piernas, instintivamente sentí que su descubrimiento era un punto de inflexión, como si finalmente hubiera encontrado una veta de oro en una mina abandonada. 

A lo largo del día, y cada vez que el dolor me impedía estar más tiempo sentada, acostada o parada, me iba a la sala para practicar.

Descartados los vídeos de artes marciales por razones obvias, al terminar el del atuendo azul de los Cinco Elementos para no aburrirme, seguí con el blanco del Level 1, el rojo del Level 2 y hasta con el otro blanco con pasos, el de “Beijing 24 Form”, una secuencia de Tai Chi que terminaría aprendiéndome de memoria de tanto practicarla (una de las pruebas que me hicieron para conocer el daño en las vértebras de las lumbares fue el caminar en línea recta únicamente con la punta de los pies, y después con el talón; algo aparentemente sencillo pero en lo que fracasé, por lo que era un buen referente de mi progreso).

Master Liu Deming en su primer viaje a Barcelona (2016).

Como tenía muchas horas a lo largo del día y de la noche, también exploré otros videos de Qigong y Taichi de otros estilos y Maestros. Aunque me gustaban, me costaba más trabajo hacerlos y la respuesta de mi cuerpo ya no era tan positiva.

Cada vez que practicaba siguiéndolo a él, más grados y milímetros de movilidad ganaba en todas las direcciones. Rápidamente compré todos los DVD´s disponibles en Australia, y me puse a practicarlos -día y noche- como una serie de movimientos encadenando uno tras otro. 

Si seguir los movimientos había sido útil, lo fue más el conocer a fondo los detalles detrás de cada uno y practicarlos siguiendo las instrucciones del Maestro. La información incluía la postura correcta, el método de respiración y los meridianos de acupuntura de la Medicina Tradicional China (TCM) en el que debíamos centrarnos al realizar cada secuencia, así que pasé cada vez más horas practicando con sus videos. Terminaba uno, lo sacaba y continuaba con el otro hasta agotarme o aburrirme. 

Aunque tan sólo fueran unos centímetros o grados recuperados, ese avance -y en la misma medida- me ayudaba a alargar el tiempo que podía estar sentada o acostada y descansar. Pasé de dormir una sola hora, a una hora y media, dos y eventualmente, hasta cinco horas seguidas. Dormir fue una bendición.

Podría decirse que mi experiencia con el Qigong, y en particular con el estilo del Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo, y mostrarte un camino hacia la recuperación de la salud y la felicidad: “no hay mal que por bien no venga”.

Fotografía de Anne Augé. Avignon, 2016.

“No hay mal que por bien no venga”

El camino hacia la autosanación. Cómo olvidar los dichos y refranes mexicanos populares que con tanta frecuencia recitaban a coro -en mi caso, mis abuelas, mi mamá y mis tías- cada vez que les narrábamos un acontecimiento que creíamos catastrófico o trascendental en ese momento, aunque algunas veces, eventualmente resultara ser un drama pasajero.  De […]

El cuerpo dice ¡basta!

A mis cuarenta y dos años de edad y madre de un hijo de cinco años, me encontraba con problemas de movilidad en la columna y constante dolor intenso, debido a dos hernias discales en la zona lumbar (L3-L4 y L4-L5) que bloqueaban gran parte del paso de la información nerviosa a las piernas.   ¿Eres […]

Recordando las palabras mágicas: Chi Kung

De madrugada y sin poder dormir más horas por el dolor en la espalda (provocado un par de hernias discales en las lumbares que bloqueaban la médula espinal), me puse a pensar en qué ejercicio podía hacer sola y en la casa con fines curativos tal y como lo había sugerido -entre otras cosas- el […]

Aviñón: tres años después

Una mañana después de la clase de Aqua Gym, Neus, mi maestra, me pidió si le podía enviar los videos del Maestro que practicaba para dárselos a una de sus alumnas que sufría de un problema en las lumbares. Al entrar en la página web por primera vez en muchos meses, descubrí con sorpresa que […]

Preludio de Primavera: Acacias amarillas

En estas últimas semanas ha explotado la floración de los árboles de las Mimosas (Acacias), y las montañas y los jardines se han cubierto de flores amarillas brillantes que contrastan con el frío, la neblina y los cielos grises del invierno. Son las primeras notas de color en el paisaje urbano y en el bosque […]

ARISEN ALBA

Un espacio dinámico en donde el arte, la salud, el movimiento del cuerpo y las experiencias de la vida se unen.

Ana Isabel Villaseñor

ARISEN ALBA
Barcelona y México
ana@arisenalba.com

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Ziran Qigong

Recordando las palabras mágicas: Chi Kung

De madrugada y sin poder dormir más horas por el dolor en la espalda (provocado un par de hernias discales en las lumbares que bloqueaban la médula espinal), me puse a pensar en qué ejercicio podía hacer sola y en la casa con fines curativos tal y como lo había sugerido -entre otras cosas- el neurocirujano esa mañana, después de aplazar la cirugía con la esperanza de que mi cuerpo pudiera autosanarse. 

De repente, recordé las palabras “chi kung” que había escuchado por primera y única vez hacía veinte años en la terraza del jardín de casa de mis tíos, cuando el hermano de mi madre se encontraba en la fase terminal de una grave enfermedad y las diferentes terapias naturales alternativas le estaban ayudando a mejorar la calidad de sus últimos meses de vida.

Al llegar ahí, en su lugar me encontré con un grupo de mujeres -entre las que se encontraba mi mamá- reunidas en la terraza del jardín alrededor de una mujer china recién llegada a la ciudad. Su nombre era Lee Lee, y les estaba enseñando una técnica ancestral curativa que había permanecido en secreto, oculta en monasterios: el Qi Gong

La historia de su origen era fascinante y los movimientos, increíblemente suaves y fluidos, se conectaban uno a otro como una coreografía de baile pausada, pero orquestada con un ritmo lento perfecto para darnos el tiempo de sentir y recrear las bellas imágenes -ricas en frases poéticas- con las que la profesora nos estaba guiando.

Esa breve y única experiencia fue suficiente para recordarla veinte años después en Barcelona.

Sin dudarlo, teclee las letras guiándome por el sonido de las palabras, e inmediatamente me aparecieron en Google una larga lista de posibilidades, entre los que se encontraban los vídeos del Maestro Liu Deming, lo que a posteriori resultó ser un golpe de suerte.

Fotografías y escrito por Ana Isabel Villaseñor Urrea

Siguiente:

Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo, y mostrarte un camino hacia la recuperación. Por Ana Isabel Villaseñor. BLOG

Te puede interesar:

Entrevista al Maestro filmada en Barcelona por Ana Isabel Villaseñor Urrea, dividida en pequeñas cápsulas y con transcripciones.

arisen alba

ana@arisenalba.com

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Trauma Ziran Qigong

Los primeros pasos hacia la recuperación

Comienza el largo maratón.

Llegué a la consulta del neurocirujano creyendo que sería una carrera rápida de cien metros, que el problema de mis hernias discales se solucionaría rápidamente en el quirófano, y me encontré al principio de un maratón que durará toda mi vida.

Además de la toma de conciencia y del trabajo interior personal para modificar los hábitos y patrones de conducta dañinos que me explicó el doctor, se necesita fortalecer el organismo, es decir, ampliar e incrementar la capacidad de respuesta del cuerpo para afrontar el proceso de regeneración que está llevando a cabo (son como los ingredientes y los utensilios necesarios para preparar una receta de cocina), lo que a grandes rasgos consiste en:

  • reducir la inflamación en la zona con baños de inmersión calientes, compresas calientes, cremas o parches especiales y desinflamantes,
  • aumentar los niveles de Serotonina para regenerar las terminaciones nerviosas y la zona de la médula espinal afectada, 
  • combatir el dolor con técnicas naturales que no sean ni adictivas ni invasivas a largo plazo para evitar la drogodependencia, tales como la acupuntura o los masajes, 
  • monitorización en sangre los niveles de vitaminas y otros indicadores específicos en reumatología de la mano de un especialista, 
  • introducir nuevos hábitos para cambiar el estilo de vida (porque lo que estaba haciendo me había conducido hasta ese final del camino), 
  • aprender a canalizar las emociones de una manera positiva y creativa, 
  • hacer lo que te hace feliz, 
  • soltar y dejar atrás lo que te hace infeliz,
  • reducir el estrés a cero, 
  • aprender a escuchar a tu cuerpo (en mi caso, tengo una tolerancia al dolor muy alta), 
  • hacer ejercicio sin dolor y sin forzarlo, 
  • caminar todos los días,
  • y estar más en contacto con la naturaleza, al aire libre y bajo el sol.

Pese a la larga lista de deberes, estaré siempre agradecida por la sabiduría, la honestidad del Doctor Prim; su enorme empatía y la manera tan honesta, ética, cálida y serena con la que me trató durante todo el tiempo que estuvimos en su consulta, me llenó de confianza y serenidad para afrontar el reto. 

Descubriendo al Maestro Liu Deming por Ana Isabel Villaseñor Urrea

IMPORTANTE

A lo largo de todo el proceso de recuperación y mantenimiento, he sido acompañada por especialistas. Primero por el Doctor Prim (neurocirujano), y una vez que me dio de alta, por el Doctor Fernando Martínez Pintor (reumatología) para darle seguimiento.

En cuanto al manejo del dolor intenso en periodos específicos, he recurrido tanto al Doctor Teixidor para sesiones de acupuntura, como al Doctor Martínez Pintor cuando el detonante ha sido una actividad física y deportiva.

SIGUIENTE:

Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo. Espero que mi experiencia de recuperarme de un par de hernias discales lumbares sin cirugía, sirva a otras personas a encontrar su camino hacia la autosanación: el cuerpo tiene la capacidad de autoregenerarse.

Cambios a favor

Cada vez presto más atención a los árboles y plantas para comprender mis circunstancias y tomar decisiones. Si te fijas en ellos enseguida percibes sus “latidos”, que se hacen eco en los tuyos. Y así, ocupándote de ti,confirmas si estás en el sitio adecuado, o si necesitas más luz, o menos agua, o un lugar […]

La sombra de un árbol torcido

Sigue viva en mi memoria la frase que pronunció, hace más de 40 años, la directora de la escuela católica en la que me formé: “Un árbol que crece torcido jamás su tronco endereza”. Si bien es cierto que dicha expresión nunca iba explícitamente dirigida hacia mí, sin embargo, flotaba alrededor mío como amenaza siempre […]

Encuentro con un árbol caído

¿Y si del árbol caído hacemos otra cosa (que no sea leña)? Cuando vemos un árbol caído observamos un tronco “truncado”, en el sentido de interrumpido en su crecimiento hacia arriba. Esta afirmación nos puede conducir a dos reflexiones y un juego de palabras. 1 La primera de ellas tiene que ver con la representación […]

2021: una tierra de tesoros

Esa es la prometedora metáfora que nos trae el nuevo año lunar del calendario chino que comenzó con la primera luna nueva de febrero (el día 11 en la noche). Al mirar al búfalo 牛 (niú) -el animal cuyos atributos permearán todo el año- echado en el suelo de la escultura de jade, nos preguntamos si conseguiremos levantarnos. […]

ARISEN ALBA

ana@arisenalba.com

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Trauma Ziran Qigong

El cuerpo tiene la capacidad de raparse y curarse a sí mismo

El daño a las lumbares ya está hecho y eventualmente necesitará una intervención quirúrgica, pero debía -y debo, en presente- intentar aplazarla el mayor tiempo posible. 

Dada mi edad y mi buen estado de salud en general, mi cuerpo hará todo lo posible por regenerar la zona dañada y curarse a sí mismo, sólo tenía que darle la oportunidad y facilitarle el trabajo. 

Además del seguimiento médico, tenía que comprender que el hecho de que una persona externa lo resuelva por mi (con la intervención médica), no evita que al cabo de unos años, con toda seguridad, desarrolle mas complicaciones en la columna y otras hernias discales, puesto que la raíz del problema continúa estando ahí y sin resolverse, causando daños invisibles -como las termitas- hasta que todo se derrumba. 

Sin embargo, para facilitar el proceso de sanación, hay que tomar conciencia de tres aspectos importantes de cómo se llega hasta ahí:

1.     La herencia genética. 

A nivel biológico, la propensión a ciertas enfermedades o padecimientos que también están presentes en otros miembros y generaciones de mi familia (la lista de familiares con problemas en las lumbares es larga y continúa en aumento). Además, en mi caso, la vértebra L5 es más angosta y está ligeramente rota, posiblemente por un accidente o una caída fuerte durante la niñez (solía montar a caballo), con lo cual había un mayor bloqueo en esa zona.

2.     El contexto familiar, social y cultural.

Observar y comprender cuáles son los patrones que estoy reproduciendo de mi entorno familiar, social y cultural, sobre todo en cuanto a la forma de manifestar y canalizar -interna y externamente- las emociones, las creencias, las relaciones y la comunicación, el control, la auto-regulación, los problemas y el estrés en el cuerpo. 

Al ser aprendidas, pueden modificarse mediante un proceso a fondo de sensibilización y autoconocimiento que puede hacerse en solitario, o con el acompañamiento de un terapeuta cualificado. Lo que sí es importante es la implicación de tu entorno inmediato para facilitar el proceso e introducir los cambios sistemáticos necesarios a corto, mediano y largo plazo.

3.     El contexto biográfico personal: Yo.

Responder a la pregunta de ¿por qué, un problema latente se detonó en ese preciso momento de mi vida? 

Además del presente y el pasado inmediato, hay que remontarse hacia atrás para encontrar el origen del problema.

A veces es un reflejo de una herida emocional con una huella muy profunda y aún abierta que habíamos “olvidado”; o más bien un evento traumático que “ocultamos” debajo de otros para no verlo, ni mucho menos recordarlo, a la espera de un mejor momento para lidiar con él. Quizá sea una situación de vida o muerte que afrontamos y creíamos superada, especialmente durante la niñez, pero que resurge cada vez que nos sentimos amenazados, activando gatillos instintivos de respuesta de huir, pelear, paralizarse o fingir (flight, fight, freeze, or fake response), nublando y limitando nuestra capacidad para actuar y responder en el momento presente. O hasta puede tratarse de creencias adquiridas sobre nosotros mismos que desarrollamos cuando éramos niños y que seguimos perpetuando hasta convertirnos en aquél personaje que recreamos, a manera de imagen distorsionada y borrosa que nos devuelve el espejo al mirarnos, y que provoca una desconexión interna entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

Existe mucha información, libros y videos sobre El Trauma y la Somatización. Personalmente, les recomiendo a los doctores Peter A. Levine (en español), Gabor Maté, Steven Porges y Dan Siegel, a quienes he estudiado y en cuyos webinars he participado.

ADVERTENCIA. La herida emocional puede estar oculta o ser muy profunda, por lo que aconsejo solicitar la ayuda y el acompañamiento profesional de un terapeuta especializado en el tema, antes de adentrarse en el proceso.

SIGUIENTE: Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo, y mostrarte un camino hacia la autorecuperación, la vida saludable y la felicidad duradera. Compartiendo mi historia espero otras personas se beneficien también.

ana@arisenalba.com

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Trauma Ziran Qigong

El cuerpo dice ¡basta!

A mis cuarenta y dos años de edad y madre de un hijo de cinco años, me encontraba con problemas de movilidad en la columna y constante dolor intenso, debido a dos hernias discales en la zona lumbar (L3-L4 y L4-L5) que bloqueaban gran parte del paso de la información nerviosa a las piernas.  

¿Eres consciente de que este problema en la espalda es algo que aparece a partir de los 60 años? Nos dijo asombrado el doctor Josep Prim Capdevilla, neurocirujano en la Clínica Teknon de Barcelona (especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan al Sistema Nervioso y a la médula espinal) a mi esposo y a mi. Y no sólo eso -agregó inquieto al ver los detalles en las imágenes de la resonancia magnética- además, quiero que sepan, que son de las peores que he visto en mi vida. 

Como podrán imaginarse, tras dos meses sin poder dormir más de una hora al día porque el dolor me impedía continuar acostada, ni de poder sentarme durante más de treinta minutos seguidos, me costaba trabajo caminar, no podía girarme ni agacharme y necesitaba la asistencia de mi esposo para vestirme, calzarme, ducharme, sentarme o levantarme, lo que deseaba y necesitaba era una solución. 

Estaba preparándome para escuchar la sentencia con la fecha para la cirugía -como había sucedido con los otros doctores especialistas en problemas de columna que habíamos consultado antes-, pero nos sorprendió diciendo: “¿sabes que el cuerpo tiene la capacidad de auto-sanarse?”. Y acto seguido, prosiguió a explicarnos por qué descartaba la cirugía.

SIGUIENTE:

“El cuerpo tiene la capacidad de repararse y curarse a sí mismo”.

Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo, y mostrarte un camino hacia la autorecuperación, la vida saludable y la felicidad duradera. Compartiendo mi historia espero otras personas se beneficien también.

ana@arisenalba.com

Categorías
Descubriendo al Maestro Liu Deming Salud y Movimiento del cuerpo Ziran Qigong

“No hay mal que por bien no venga”

El camino hacia la autosanación.

Cómo olvidar los dichos y refranes mexicanos populares que con tanta frecuencia recitaban a coro -en mi caso, mis abuelas, mi mamá y mis tías- cada vez que les narrábamos un acontecimiento que creíamos catastrófico o trascendental en ese momento, aunque algunas veces, eventualmente resultara ser un drama pasajero. 

De la larga lista, el más repetido, sin duda alguna, ha sido el de recuerda que.

no hay mal que por bien no venga”.

Lo traían a colación tanto si sollozábamos a mares y desconsoladas porque acabábamos de terminar con el novio, como si hubiéramos sufrido una caída del caballo que requería atención médica urgente, comentábamos una enfermedad grave o la venta de un negocio o lugar entrañable.

Con los años, comprendías que la frase también la utilizaban como un cierre y clausura de algo. Un punto y a parte en la narración, indicando con el silencio en la conversación que religiosamente le seguía -muy breve para no incomodar a los presentes-, que las respuestas a los espacios en blanco que tan desesperadamente buscábamos rellenar en ese preciso instante, únicamente podrían revelarse con el paso del tiempo. La conversación se detiene, pero no así el proceso de aprendizaje personal -y en solitario- que exige silenciar tus miedos, aceptar lo sucedido, rendirse al aquí y al ahora, renunciar a un desenlace específico y confiar -más allá de creencias religiosas- en que el resultado final será el mejor de todos los posibles. 

Un punto y aparte que nos obliga a pasar página porque “la vida sigue”, pero que no pretende cerrar nuestra herida sino que la deja en suspensión, esperando a que regresemos de caminar del bosque, que mudemos de piel como una serpiente, o quizá -en los casos más complejos y profundos que nos desgarran por dentro y por fuera-, hasta que nos transformemos de orugas a mariposas. 

Por supuesto que la velada promesa de un futuro mejor implícito en el refrán, no impide que te quedes dándole vueltas en la cabeza a lo sucedido, una y otra vez, en un intento -generalmente fallido- de que pasados unas horas o inclusive unos días, todo cobre sentido y se resuelva como por arte de magia.

El trabajo interior que requiere soltar o dejar ir ya sea un sueño, una persona, una relación, un lugar, una culpa o un fracaso -por nombrar algunos casos- es complejo, pero la repetición silenciosa de esa frase anclada en un futuro mejor, siempre tiene el efecto de bálsamo sanador que ayuda a curar todas las heridas.

Lo más sorprendente es que el mentado dicho popular hace su aparición cuando menos te lo esperas, iluminando el cielo como un rayo para sacudirte hasta la médula, con el estruendo ruidoso de su llegada.

Es así como mientras el tren hacía el trayecto inverso de la ruta para regresar de Madrid a Barcelona (muy lejos de México y de las voces familiares que me lo recordaran para levantarme el ánimo) después de mi segundo curso de Ziran Qigong con el Maestro Liu Deming, también lo hacía yo en el tiempo, reflexionando con una sonrisa sobre esos tres últimos años de mi vida que los había pasado inmersa en la recuperación de mi salud. 

Aunque el proceso continúa y ha sido un reto difícil, aparentemente inalcanzable por momentos, cuanta razón tenían al decir que “no hay mal que por bien no venga”.  

Esta es mi historia.

Descubriendo al Maestro Liu Deming

Podría decirse que mi experiencia con el Ziran Qigong del Maestro Liu Deming, es la historia de cómo una circunstancia negativa y dolorosa en la vida puede transformarse en un verdadero regalo. Espero que compartirla ayude a otras personas a confiar en su capacidad para superar cualquier dificultad y sus problemas de salud. Por Ana Isabel Villaseñor.

El cuerpo dice ¡basta!

A mis cuarenta y dos años de edad y madre de un hijo de cinco años, me encontraba con problemas de movilidad en la columna y constante dolor intenso, debido a dos hernias discales en la zona lumbar (L3-L4 y L4-L5) que bloqueaban gran parte del paso de la información nerviosa a las piernas.   ¿Eres […]

El cuerpo tiene la capacidad de raparse y curarse a sí mismo

El daño a las lumbares ya está hecho y eventualmente necesitará una intervención quirúrgica, pero debía -y debo, en presente- intentar aplazarla el mayor tiempo posible.  Dada mi edad y mi buen estado de salud en general, mi cuerpo hará todo lo posible por regenerar la zona dañada y curarse a sí mismo, sólo tenía […]

Los primeros pasos hacia la recuperación

Comienza el largo maratón. Llegué a la consulta del neurocirujano creyendo que sería una carrera rápida de cien metros, que el problema de mis hernias discales se solucionaría rápidamente en el quirófano, y me encontré al principio de un maratón que durará toda mi vida. Además de la toma de conciencia y del trabajo interior […]

Recordando las palabras mágicas: Chi Kung

De madrugada y sin poder dormir más horas por el dolor en la espalda (provocado un par de hernias discales en las lumbares que bloqueaban la médula espinal), me puse a pensar en qué ejercicio podía hacer sola y en la casa con fines curativos tal y como lo había sugerido -entre otras cosas- el […]

Descubriendo al Maestro y al Ziran Qigong

Después de recordar las palabras mágicas “Chi Kung”, descartar muchos videos disponibles online e intentar infructuosamente seguir otros más, uno de ellos captó mi atención porque estaba filmado en un espacio verde arbolado y con una luz cálida que me recordó esa tarde en el jardín de la casa de mi tío. Era del Maestro […]

Aviñón: tres años después

Una mañana después de la clase de Aqua Gym, Neus, mi maestra, me pidió si le podía enviar los videos del Maestro que practicaba para dárselos a una de sus alumnas que sufría de un problema en las lumbares. Al entrar en la página web por primera vez en muchos meses, descubrí con sorpresa que […]